miércoles, 20 de junio de 2012

Crónica del Asesino de Reyes


Uff hace una cantidad de tiempo terrible que tengo esto abandonado.La verdad es que entre el trabajo, ver series, leer, llevar la casa, y preparar la boda(¡!) no he pensado mucho en el blog…

Pero bueno, a lo que vamos, recuperemos el ritmo ahora que he leído algo bueno.

Quiero empezar por confesar que desde que tengo el ebook (gracias Fran ;) ) me vuelvo un poco loca con lo que leo y llevo un tremendo descontrol (a pesar de ir apuntando los libros leídos en el hilo correspondiente en desterrados). El caso es que veo libros que me llaman, los descargo, los paso al ebook…y luego no me acuerdo ni de que van! Y eso me pasó un poco con los libros de Patrick Rothfuss.

Yo sabía que El nombre del viento era el primero de la trilogía Crónica del Asesino de Reyes…y tenía por ahí en el ebook El temor de un hombre sabio, pero en ese momento no caí en que era el segundo, así que empecé por ahí (:$). Suerte que comentándolo en el trabajo se pusieron a hablar del primero! Total, que dejé ese cuando llevaba unos 4 capítulos y empecé por donde tocaba.

El temor de un hombre sabio es un libro curioso, bueno, toda la trilogía lo es. Empecemos por situar la historia: la acción ocurre en un mundo imaginario, estilo edad media, donde hay una universidad que enseña matemáticas, química, medicina, idiomas, pero también alquimia, y una disciplina interesante, nominación, que consiste en conocer el nombre (el nombre profundo, no el que le damos) de las cosas, de forma que se las puede dominar. Actualmente, el mundo está en guerra.

Nuestro protagonista es Kote y regenta una taberna en un pequeño pueblecito, al que parece que la guerra aún no ha afectado. Hasta que un aldeano se encuentra con unos seres extraños y sobrenaturales. Entonces descubrimos que  Kote no es quien dice ser, que es alguien poderoso, capaz de vencer a esas criaturas él sólo. En su lucha contra ellas se encuentra y salva a Cronista, un personaje que se dedica a escribir historias.

Cronista lo reconoce como Kovthe, alguien legendario, conocido en todas partes, acusado de lo mejor, y de lo peor. Y lo convence para que le cuente su historia, su verdadera historia.

A lo largo del primer libro Kothe le cuenta a cronista su infancia como Edena Ruh (una raza que en su mayoría son troupe ambulante), cómo se quedó sólo y cómo llegó a la universidad. Sus relaciones allí, sus amigos, sus conquistas. En definitiva, cómo vivió sus primeros años y empezó a forjarse su fama.

Se intercala la narración del pasado de Kvothe en primera persona, con hechos que pasan en ese momento en la taberna, contados en tercera persona. Así también descubrimos que el ayudante de la taberna es en realidad pupilo de Kovthe y un ser Fata, mágico, que por encima de todas las cosas desea que su maestro deje de ser Kote el tabernero y vuelva a ser quien era.

Durante El temor de un hombre sabio, seguimos en la misma situación, Kovthe contándole su historia a Cronista en la taberna, empezando en el punto donde acaba el primer libro. Esta vez, también conocemos a Kovthe fuera de la universidad, viviendo aventuras y volviendo con una fama aún mayor de la que tenía cuando se fue.

Tengo bastantes ganas de leer el tercero, y ver por fin cómo acaba la historia de Kovthe, por qué lo llaman “Asesino de reyes” y cómo llego a esconderse del mundo en una taberna. Es un libro 100% recomendable y de lo mejor de fantasía que he leído últimamente, así que ya sabéis!

1 comentario:

  1. De nada, Isa!!! Jaja. Me alegro de que le des uso al ebook...

    ResponderEliminar